«Pues avisa cuando termines. No obstante, cuando lo leas, hazte una pregunta: ¿Qué relevancia tiene en la película para mostrar esta parte, muy escueta, de la realidad del personaje real?», esto le comenté a mi amigo Mr. Alone.

Hay quienes estamos enganchado a Cobra Kai, la secuela del Karate Kid de la década de los 80. Y por tanto, echamos de menos a uno de los personajes entrañables de esta saga: El señor Miyagi.

Pero, la pregunta del millón; ¿existió realmente este personaje: Miyagi? La respuesta está aquí en la wikipedia; el señor Miyagi existió realmente, sí. (Aunque en CQ.com/mx lo tachan, por un lado, de personaje ficticio. Y por otro, advierten que sí existió: Fumio Demura, quien fue maestro del actor que interpreta a Miyagi. Hubiera sido lo más acertado a pensar). En Infobae se cuenta otra historia de Miyagi, la del actor que lo interpretó, pero eso no parece ser relevante aquí, cuando lo que buscamos es la historia del personaje real y el porqué de su introducción en la película.

Francamente; se podría haber cogido a un personaje irreal, nadie se hubiera percatado de ello. Es más, hasta hace poco, no sabía que existió de verdad. No obstante, la duda sigue ahí; ¿Cuál fue el motivo para que el personaje apareciera? Quedaba claro que se ocultó algún tipo de crítica.

El Señor Miyagi existió. Sin embargo, y aun así, no sabemos (al menos no todo el mundo ni todos los seguidores de esta serie) por qué este personaje es una pieza clave en esta historia —obviando el papel de mentor que ejerce sobre Daniel Sam—. Según la información que tenemos en wikipedia, Miyagi fue un inmigrante japonés que participó en la Segunda Guerra Mundial, antes fue recluido en un campo de concentración que USA estableció, en suelo estadounidense, para japoneses —aquí habría que pararse un poco: todos nos quejamos del holocausto y de los campos de concentración que los alemanes crearon para los judíos. La otra cara de la moneda es esta (o tal vez sea la misma); campos de concentración para oprimir a los japoneses que vivían en USA.

Posteriormente, y durante el transcurso de esa maldita guerra, Miyagi se unió al ejercitó americano (hecho verídico) —como miembro del regimiento de infantería nº 442— y fue condecorado con la medalla de honor (verídico). A su regreso, se encontró con que su esposa y su hijo, por complicaciones en el parto, mueren.

Esta triste historia —la de la pérdida de su familia— concuerda con lo visto en la primera película de la Saga, cuando Daniel Larusso, su alumno, acude a verlo y se lo encuentra borracho, rezando por el aniversario del fallecimiento de sus seres queridos y ahí, en esa escena, es donde muestra sus condecoraciones militares.

Si prestamos atención a la historia de John Rambo, «Rambo, acorralado», podremos ver, al final de la misma o incluso durante su desarrollo, que existe una crítica brutal contra el repudio que sufrieron los combatientes norteamericanos tras perder la guerra de Vietnam. El mensaje es más que claro. ¿Pero qué tiene que ver con Kárate Kid?

Respuesta: El mensaje crítico. ¿Y cuál es ese?

OTRA PREGUNTA OBLIGADA: ¿Os imagináis a Rambo atacando a sus propios compatriotas? Entonces ¿por qué Miyagi sí lo hizo Miyagi?

En busca de la verdad me lancé a bucear y acabé en las redes del National Geographic. Y recoge así:

El 14 de septiembre de 1941, Sorge envío a Moscú un mensaje crucial para el devenir de la Segunda Guerra Mundial: «Japón no atacará a la Unión Soviética si los alemanes no logran tomar Moscú». Con aquella información en su poder, Stalin ordenó el traslado de la mitad de las tropas acantonadas en Siberia para defender la capital. Pero Sorge no salió indemne. La red de espionaje que dirigía fue desenmascarada de un modo casi accidental por la Kempeitai, la policía militar del ejército japonés. Durante una redada en la que se buscaba a comunistas fue capturado alguien relacionado con el pintor Yotoku Miyagi, quien formaba parte de la red y lo acabó delatando. Miyagi fue detenido, torturado y obligado a confesar los nombres de todos los espías.

La coincidencia no es más que eso; una coincidencia. No obstante, La denominada «pregunta obligada«. Sigue estando así. Pero, por más que he pretendido, no he encontrado la información veraz sobre este asunto. Por tanto, solo defenderé una hipótesis, o más bien una teoría. Si a Einstein le valió su teoría de la relatividad, y nadie tuvo reparos en admitirla como verdadera, supongo que nadie me lapidará por exponer esa otra teoría que nada tiene que ver con el científico.

Hipótesis: el verdadero Miyagi fue sometido y encerrado en el campo de concentración. Y, bajo coacciones y amenazas (por miedo a perder a su mujer e hijo) participó en la guerra, luchando contra su pueblo, los japoneses. Por ello lo condecoraron con la medalla de honor, pero, a cambio, le arrebataron su familia…

Pero qué bonito hubiera sido que Hitler no hubiera perdido la senda de la pintura.


Avatar

Por cantalejo

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pepe Cantalejo +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.